Principios del Pilates

  • Estabilizar: Comprender la importancia de iniciar el movimiento desde una plataforma estable. Un movimiento excesivo reduce la eficacia del resultado deseado.
  • Control: Pilates llamó a su técnica "Contrology" ya que se trata de mantener un control de la mente sobre los movimientos que realizamos.
  • Concentración: Realizar los ejercicios con conciencia corporal en cada movimiento "Centrándose en el movimiento correcto cada vez que se practique los ejercicios".
  • Fluidez: Para que los movimientos sean fluidos, la organización de los mismos debe responder a una estabilización central.
  • Respiración: Comprender la importancia de la exhalación para estimular la respiración, facilitando el soporte del núcleo, poner house e intensificando así el movimiento.
  • Precisión: Movimientos precisos, sin compensaciones propias de las rigideces y de los desequilibrios musculares, con los aparatos y accesorios necesarios para obtener todos los beneficios de este Método.